Libertad Financiera

Blog de Finanzas y Economía

Analista financiero online Pedro J Garcia

 Escrito por Pedro J. García

14 septiembre, 2016
}

3 minutos de lectura

En mi anterior post, hablé del concepto de “Libertad Financiera”, definido como una variable temporal, cantidad de meses (o años) que podrías mantener tu nivel de vida sin que tuvieses un solo euro de ingreso.

Como continuación de aquel, profundizaré un poco más en el tema, y también hablaré de “Independencia Financiera”. Este es un concepto más amplio aún que el anterior, y sería aquel estado económico personal que hace que no tengas que trabajar “de forma activa”, para obtener ingresos, sino que todos tus ingresos se producen “de forma pasiva” (explicados en el anterior post). Así que si decides trabajar, estar presente para poder generar ingresos, lo haces porque sencillamente quieres, porque amas lo que haces y lo harías incluso sin cobrar. La consecuencia de eso es que el dinero te llega, insisto, como consecuencia y no como objetivo.

Y esto es así, porque las personas que han conseguido esto, han entendido por encima de otros que el dinero es una herramienta, que en sí misma no tiene más poder que un destornillador (explicaré esto en otro post); por tanto han trabajado para poner sus dones al servicio de otros, se han preparado y formado conscientemente y por último han actuado. Así han conseguido ser abundantes, y la abundancia en la vida no tiene únicamente que ver con el dinero, más bien no tiene que ver, sino que este te vendrá y será mucho si eres capaz de dar servicio cada vez más personas, en solucionar problemas que la gente tiene, y dónde tú eres capaz de aportar valor.

Pero además de esto, las personas que han alcanzado la “Independencia Financiera” también han aprendido otras importantes cosas, como la diferencia entre un Activo y un Pasivo. Más allá de lo que la contabilidad enseña a quien estudia la rama económica, para una persona física, podemos hablar de que un Activo es todo aquello que pone dinero en tu bolsillo, y un Pasivo es todo aquello que saca dinero de tu bolsillo (definición del libro “Padre Rico, Padre Pobre” de Robert Kiyosaki). Volviendo al ejemplo de la vivienda, si es de tu propiedad y la tienes alquilada es un Activo; si es tuya y vives en ella es un Pasivo, más aún si tienes una hipoteca.

La recomendación de las personas que están en esta corriente es: alquila las fuentes de gastos (Pasivos) y compra las fuentes de ingresos (Activos). Esto es, para nuestra cultura en España sobre todo, algo podríamos decir contrario a lo que siempre nos han enseñado: la vivienda en propiedad, el alquiler es tirar el dinero, y un largo etcétera de cosas parecidas.

Pero claro, hemos pasado y seguimos pasando un momento en el que muchas personas tienen dificultad para pagar la hipoteca de su vivienda, y aunque no la tengas, la pagas y todos los meses sale dinero de tu bolsillo. Ha sido legal solicitar hipotecas a 30, 35, 40 y en algunos casos se llegaron a dar hasta 50 años para pagarla. Y a eso no se le llama tirar el dinero, sino que al cabo de tantos años la vivienda es tuya.

Claro, alguien podría estar pensando: ¿y pagar un alquiler no es salir dinero de tu bolsillo? La respuesta es que sí, y en algún sitio hay que vivir. La diferencia es que la libertad que te puede dar un alquiler es mucho mayor. Si cambian tus circunstancias y el alquiler se te hace pesado, la facilidad para cambiar y buscar una vivienda que te puede acomodar más es mucho mayor que la de negociar una rebaja de hipoteca, o una ampliación de plazo (que supone aún más intereses), o cualquier otra medida con quien te prestó el dinero.

Por eso, al ser una fuente de gastos, no deja de ser una opción alquilar, pero esta y otras muchas. Si realizáramos cuentas a veces nos podríamos sorprender mucho: una hipoteca media de 150.000 euros, a 30 años y pagando un tipo del 2,5% de media durante ese período, tiene a parte de devolver ese principal, una carga de intereses de 63.360 euros (213.360 euros en total). Y no sumo los gastos que durante esos 30 años habrá que hacer para conservarla y los impuestos, comunidad, etc.

Ahí lo dejo a modo de reflexión, porque no es que esto suceda sólo con la vivienda, sucede con otros bienes. Y por no sé bien qué motivo, a la clase media-baja nos han encantado comprar pasivos, mientras los ricos han puesto el dinero a trabajar para ellos. Pero en vez de modelar y ver por qué son ricos, lo que solemos hacer es envidiar y atacar.

Quizá nos iría mejor si empezamos a aplicar la “Inteligencia Financiera”, que incluye estos conceptos de los que he hablado en estos posts.

Seguiré…

Suscríbete a mi Blog Financiero y Descarga gratis mi eBook

CÓMO HACER UN ANÁLISIS ECONÓMICO-FINANCIERO EN TU EMPRESA

Aprenderás a saber cual es la evolución de tu empresa y analizar su situación, todo para tomar mejores decisiones y anticiparte a la situación.

Pedro J. García es el responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de remitirte información de interés sobre temas relacionados con la gestión empresarial y las finanzas. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información sobre el tratamiento de tus datos. Más información en nuestra Política de Privacidad.

Suscríbete a mi Blog Financiero y Descarga gratis mi eBook

CÓMO HACER UN ANÁLISIS ECONÓMICO-FINANCIERO EN TU EMPRESA

Pedro J. García es el responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de remitirte información de interés sobre temas relacionados con la gestión empresarial y las finanzas. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información sobre el tratamiento de tus datos. Más información en nuestra Política de Privacidad.

También te puede interesar…

Pin It on Pinterest

Share This