Las Nuevas Islas del Tesoro

Blog de Finanzas y Economía

Analista financiero online Pedro J Garcia

 Escrito por Pedro J. García

31 mayo, 2016
}

3 minutos de lectura

El pasado 3 de Abril de este 2016 en algunos medios de comunicación se publicaron noticias sobre una trama de sociedades “offshore”, que se dio en denominar “Los Papeles de Panamá”. ¿Estaremos ante un resurgir de las «Islas del Tesoro» de Robert Luis Stevenson?

Se trataba de desvelar nombres de personas conocidas, que o bien directamente o por medio de sociedades tenían bienes en el país Centroamericano. Por si ya fuese poco el continuo goteo de casos de corrupción, pues ahora se nos ofrecía una lista de personas, que en algún momento habían creado estructuras, con ayuda de un gabinete de abogados especializado.

Lo primero que hay que decir es que no ilegal tener una cuenta corriente en el extranjero, ni si quiera en un paraíso fiscal, si has realizado la correspondiente declaración en España de ese hecho. Pero también es cierto que eso han sido leyes más recientes, y algunas de las personas que han salido en estos papeles, constituyeron esas sociedades y tenían esas cuentas antes de la promulgación de tales leyes.

Sin ánimo de ofender, lo que se me viene a la cabeza cuando salen a la luz este tipo de informaciones, y como consecuencia del hartazgo de tanto dinero “escondido”, es que algunos países se han convertido en las nuevas islas del tesoro; en algunos casos como las Islas Vírgenes Británicas, cumplen hasta lo de ser islas. En las citadas Islas Vírgenes Británicas, el despacho mencionado en el caso de Panamá  ha registrado la friolera de 113.648 sociedades, según el Confidencial.com, actividad que vienen realizando desde 1977.

La Isla del Tesoro es una novela de aventuras del escocés Robert Louis Stevenson, publicada en Londres en 1883. La trama es más o menos conocida por todo el mundo, y es reflejo del comportamiento que tenían los temidos “piratas”.

La historia de los piratas es dilatada, se data su existencia 400 años antes de Jesucristo. La palabra significa “los que atacan”; y sí que atacaban, robaban, saqueaban, mataban, arrasaban y con lo robado se dirigían a su escondite para guardar los tesoros que acumulaban. Su escondite como en la novela normalmente era una isla, perdida, lo más inaccesible posible, dónde nadie pudiera pensar lo que ahí había. Desde mi punto de vista, lo de “offshore” se cumple para los papeles de Panamá, sobre todo en lo del secretismo, lo que pasa es que hoy día resulta muy difícil que al final las cosas no se sepan. Y por eso asimilo, únicamente en la parte de esconder esos bienes o dinero, obtenido según dicha documentación en muchos casos de manera ilegal, al comportamiento de los piratas.

En algunos casos actuaron incluso como socios del gobierno, no en vano la reina Isabel I de Inglaterra dio soporte al famoso Francis Drake, de infausto recuerdo para embarcaciones españolas; la Reina tuvo a bien llamarle corsario y nombrarle Sir del Imperio Británico. Ahora muchos de estos nuevos piratas tienen “buenas amistades” con jefes de gobierno alrededor del mundo, y de todo tipo de ideologías. Las formas son otras, que sepamos no se arrasan ciudades, ni se mata gente, pero parece que algunas de las otras actividades se mantienen, y claro se hace necesario encontrar el escondite, “la nueva isla”.

Luego está el hecho de que los gobiernos de los países más importantes se reúnen para tratar de eliminar el tema de los paraísos fiscales, y así evitar que los contribuyentes no cumplan con todo lo que su país entiende que tiene que tributar. Pero al fin y a la postre, todos tienen algo que oponer contra que se califique a tal o cuál país, o territorio, y sea declarado, tratado como paraíso fiscal, y con eso restringir operativas. El caso que más muestra esto es el de las mencionadas Islas Vírgenes Británicas; este archipiélago caribeño al este de Puerto Rico, tiene 28 mil habitantes y 950 mil compañías. Es según muchos medios de comunicación el paraíso preferido de China. Y cuando en Europa se quieren tomar medidas, pues el país de la famosa Isabel I, esa que nombró a un pirata “Sir”, pues se opone, y al final todo queda en nada.

En el caso de los papeles de Panamá, los implicados españoles han dado su versión, y claro como siempre: yo no sabía, yo he cumplido, yo estoy al corriente, eso es una sociedad que se creó pero que no hizo movimientos, yo…; pues nada, que cada palo del barco aguante su vela, pero que cada uno mire al palo mayor, no vaya a ser que no se haya dado cuenta de qué bandera ondea, si están las tibias y la calavera, y que el rumbo sea el de la búsqueda de su “Islas del Tesoro”, porque luego quieren convencernos a los demás de que esto no va con ellos.

Suscríbete a mi Blog Financiero y Descarga gratis mi eBook

CÓMO HACER UN ANÁLISIS ECONÓMICO-FINANCIERO EN TU EMPRESA

Aprenderás a saber cual es la evolución de tu empresa y analizar su situación, todo para tomar mejores decisiones y anticiparte a la situación.

Pedro J. García es el responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de remitirte información de interés sobre temas relacionados con la gestión empresarial y las finanzas. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información sobre el tratamiento de tus datos. Más información en nuestra Política de Privacidad.

Suscríbete a mi Blog Financiero y Descarga gratis mi eBook

CÓMO HACER UN ANÁLISIS ECONÓMICO-FINANCIERO EN TU EMPRESA

Pedro J. García es el responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de remitirte información de interés sobre temas relacionados con la gestión empresarial y las finanzas. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación u oposición al tratamiento y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información sobre el tratamiento de tus datos. Más información en nuestra Política de Privacidad.

También te puede interesar…

Pin It on Pinterest

Share This